Proyectos de emprendimiento surgen de la formación académica en CINCATESA, S.A.

"Antes se desconocía mucho lo que era CINCATESA, S.A. como empresa y como centro de capacitación. Hoy día los jóvenes saben de CINCATESA, S.A. como una oportunidad de vida porque vamos lo suficientemente preparados a una empresa para agarrar y desempeñar lo aprendido y adquirir nuevos conocimientos. Lo más importante, además de la formación de valores y conocimientos, es la práctica que se tiene en el taller", narró el joven.

EVOLUCION Y CRECIMIENTO PERSONAL.

Yeiber Gómez, estudiante del curso de Mecánica de Mantenimiento, ha aprovechado todos los conocimientos y las oportunidades presentadas durante su paso por la empresa CINCATESA, S.A. A tan solo un mes de graduarse, el joven que vive en el sector Huete del Municipio Sucre y que a diario sale a las 5:00 am de su casa para agarrar una camioneta hasta el sector 1 de Mayo, donde se monta en un autobús vía autopista para finalmente llegar hasta La Victoria, conoció de CINCATESA, S.A. por un amigo que lo motivó a crecer profesionalmente. "Yo estoy en la parte práctica. Después de un año y medio de estar en la fase de teoría ya estoy a un mes de graduarme y comenzar en la empresa asignada. Aquí he aprendido cosas que nunca imaginé que podía hacer, por eso digo que mi evolución no ha sido solo en el aspecto académico, también ha sido en mi personalidad", comentó Gómez.

Entre las anécdotas que Yeiber ha experimentado en CINCATESA, S.A. está el desarmar un motor, una hazaña que a primera vista es difícil. Sin embargo, la experiencia y el buen desempeño de este estudiante lo han llevado a desarmar bombas o piezas de una máquina. "Es una experiencia muy buena. Yo llego a las 7:30 am, me voy al taller y ahí es cuando realmente comienza mi día que va desde hacer una pieza, un engranaje o arreglar alguna lámpara. Esta es una excelente opción para los jóvenes no solo académicamente sino también económicamente, pues mientras estudiamos percibimos un sueldo que en mi caso ha sido de mucha ayuda para mí y mi familia", contó. Aunque el Inces brinda la oportunidad de obtener una fuente de ingreso, el aprendiz tiene pensado -al culminar el curso- montar su taller de herrería, por lo que ya tramitó un crédito por el Banco Bicentenario. "Yo tengo el espacio, busqué presupuesto para la adquisición de la materia prima. No queda duda de que este curso además de permitirnos cumplir con nuestras labores ayuda a que cada quien se apegue más a sus sueños", finalizó el futuro emprendedor del Estado Bolivariano de Aragua.

CAPACITACIÓN Y PROGRESO SON LA CLAVE DE LOS APRENDICES INCES.

El deporte, y específicamente el beisbol, más que un estilo de vida suele ser para muchos jóvenes una profesión con la que al ser firmados representarían a Venezuela en las Grandes Ligas. Sin embargo, la suerte no acompañó a José Manuel Ortega para cumplir su sueño de unirse a una academia y así iniciar su camino a convertirse en un pelotero de alto rendimiento que trascendiera las fronteras venezolanas. Con los ideales de continuar adquiriendo conocimientos académicos para posteriormente ejercer en un área profesional, Ortega con 19 años de edad llega a los espacios del Centro Industrial y de Capacitación Técnica Socialista del Estado Aragua (CINCATESA, S.A.) para iniciar a través del Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (INCES) el curso de Mantenimiento de Mecánica.

Luego de superar las diversas fases y cumplir y cumplir con los requerimientos del instituto para ser catalogado Aprendiz Inces, José Manuel comienza el proceso de formación el 16 de mayo del pasado año. Desde las 8:00 am comienza la jornada de capacitación y reforzamiento de conocimientos y contenidos aprendidos en la Educación Media, como parte de la primera etapa del cronograma de actividades del programa. "Llego a las 8:00 am, cantamos el himno, nos vamos a las respectivas aulas donde cumplimos tres horas y luego salimos a almorzar. Al terminar la hora formamos para ir nuevamente a las aulas y cumplimos las tres horas restantes hasta las 3:00 pm. Formamos, cantamos el himno y nos vamos. Es una rutina que nos enseña disciplina", describió.

Con pasión por lo que hace, relató que lo importante de un ser humano es continuar los estudios sea en un instituto privado o en uno público donde las ofertas académicas son mayores. "Cuando una persona continua sus estudios, su crecimiento y formación académica será tan grande que no te vas a quedar en un puesto de trabajo, sino que de ahí comenzaras a surgir y progresar".

El aprendiz del curso de Mecánica de Mantenimiento destaca que las exigencias y la motivación son fundamentales para el desarrollo de un joven que tiene el deseo de evolucionar y alcanzar grandes proyectos con el apoyo de las herramientas revolucionarias.